Las empresas como entes sociales en evolución, necesitan estar permanentemente evaluando las variables tanto internas como externas, que hacen parte de su realidad. Los gerentes y administradores, tienen la función esencial de monitorear, estudiar y analizar estas variables, para una acertada toma de decisiones.

El análisis del macroentorno, como del microentorno, desde la perspectiva nacional e internacional, garantiza en gran medida que los resultados de las organizaciones, se ajusten a la planeación estratégica y prospectiva, definidas con anterioridad a la ejecución de los planes y proyectos.