Justificación:

Se parte de la competencia comunicativa entendida como los actos discursivos formalizados en manifestaciones lingüísticas orales y escritas; por lo que necesariamente involucra la construcción y aplicación de conocimientos sobre la lengua en los niveles sintáctico, semántico y gramatical.

La formación pretende que los estudiantes adquieran los fundamentos en principios, lenguajes y métodos que orientan las prácticas de estudio en la vida académica universitaria.  Se busca dejar un bagaje de conocimiento en la interpretación, comprensión y producción discursiva mediada por la lengua; además, de promover actitudes necesarias para el aprendizaje colaborativo, la capacidad de gestión e indagación y el uso de sistemas de significación para la comunicación de experiencias, búsquedas y puntos de vista. 

Para el logro de los objetivos en el curso se plantean conceptos como lengua, lenguaje, abducción, comprensión, producción oral y escrita, núcleos temáticos que constituyen el fundamento en el cual el proyecto de aula, la propuesta didáctica, se articula.

El proyecto de aula es la puesta en escena del aprendizaje como acción propia de una comprensión por competencias. Puesto que implica asumir roles, responsabilidades, compromisos de autoaprendizaje y cooperación, habilidades de indagación, almacenamiento de información, capacidad de observación diferenciada, lectura de hechos y acontecimientos a la luz de teorías y conocimientos explícitos y planteamiento de hipótesis. Plantear hipótesis se considera una opción de interpretación.